Traducción

Reformulación escrita en una lengua de destino, del mensaje contenido en un documento redactado en una lengua de origen. El objetivo de la traducción es crear una relación de equivalencia entre el texto original y el texto final, es decir, la seguridad de que ambos textos comunican la misma idea o mensaje, a la vez que se tienen en cuenta aspectos como el género textual, el contexto, las reglas gramaticales de cada una de las lenguas, las convenciones estilísticas, la fraseología, etc.

 

 

 

En la labor de localización es muy importante comprobar la homogeneidad de la terminología en los múltiples componentes, de igual manera es necesario adaptar los elementos culturales al país de destino (horarios, moneda etc.).

 

 

La traducción oficial es necesaria para certificar que el contenido del documento traducido se corresponde con el del original.

Suele ser obligatorio cuando queremos mostrar documentos oficiales y legales ante las autoridades de países en los que no se habla oficialmente el idioma en el que esos documentos han sido escritos.

Generalmente se exige traducción oficial para:

– documentos administrativos, entre los que se encuentran los públicos (certificados matrimoniales, de defunción, de registro, de constitución, denuncias, etc.), privados (certificados laborales, referencias, contratos, etc.) y los académicos (notas, títulos, actas, diplomas, etc.)

– documentos notariales

– documentos judiciales (sentencias, resoluciones, veredictos, etc.).

– Expedientes de adopción.

Las traducciones oficiales certifican los documentos que usted requiera en un plazo de tiempo mínimo.

CONTÁCTENOS